Últimas novedades

Restaurante Frida, natural durante todo el día

No nos lo puedes negar, llega el finde y estas deseando hacer planes o simplemente descansar, no estar ceñido a tu horario semanal y simplemente disfrutar de tu tiempo, sea a la hora que sea. No en vano, existen lugares como Restaurante Frida, que se preocupan porque esos momentos sean lo más naturales posible, y con un concepto de cocina non-stop sin horarios, para que sólo tengas que preocuparte de ti mismo.

restaurante frida madrid
Restaurante Frida

Restaurante Frida, natural durante todo el día

El Restaurante Frida, hermano de Juanita Cruz al que no hace mucho hicimos una visita, se encuentra localizado en la Calle San Gregorio, en el singular y archiconocido barrio de Chueca. Sin embargo su ubicación está algo apartado del continuo movimiento que caracteriza al barrio, situándose en una de las zonas más tranquilas en las que el tránsito de tráfico es más escaso, respirando un aire de calma envidiable en la zona.

restaurante frida madrid
Terraza

Ese aire de tranquilidad favorece a que la terraza de Restaurante Frida sea una de nuestras favoritas, ubicada en una pequeña plaza rodeada de árboles, algo escondida de ese mundanal ruido pocos metros más allá, donde literalmente puedes estar a tus anchas y olvidarte de todo.

Una vez dentro, ese ambiente natural se contagia en su interior de una forma muy lograda. Grandes cristaleras que dejan atravesar la luz natural disponible, y un entorno en el que la madera y la vegetación – incluso en las paredes – son los grandes protagonistas.

restaurante frida interior
Interior Restaurante Frida

El concepto de cocina abierta y sin horarios se refleja perfectamente en el propio mobiliario, adaptado casi a cualquier situación. Mesas comunitarias, redondas de grupo, para dos y cuatro personas, y una zona de barra se encuentran distribuidas en un espacio bien distribuido, aunque algo justo en la zona de mesas de dos.

Una cocina non-stop

La naturalidad de la que goza el Restaurante Frida no solo está en su ambiente o decoración, también su carta elaborada con productos de mercado sigue esa sintonía, y adaptada a su vez a todo tipo de horarios y costumbres. Se compone de desayunos, smoothies, platos para compartir, una selección reducida de tres primeros, segundos platos y postres caseros.

Para completar la selección, los sábados y domingos su carta se amplía con más especialidades correspondientes a su weekend brunch. No se trata de un menú cerrado, por lo que puedes elegir a tu antojo lo que más te guste y en el número que quieras. De hecho, el brunch de Restaurante Frida fue el objetivo de nuestra visita.

Para comenzar, aprovechamos abriendo boca con los smoothies preparados al momento con fruta natural, concretamente un revitalizante de fresa y plátano (5,50€) y antioxidante de piña, naranja y frutos del bosque (5,50€). Servidos en dos grandes vasos que dieron de sí hasta el final del brunch, y con todo el sabor de la fruta recién preparada.

frida madrid brunch
Smoothie

Uno de sus puntos fuertes es el yogur ecológico, con granola, miel de producción propia y fruta de temporada (3,30€). Una gran copa servida con abundante fruta y base de granola, en un yogur no muy ácido con una textura muy cremosa, pudiendo recordar a una crema de queso. Estaba de muerte, y en una cantidad más que generosa.

restaurante frida madrid brunch
Yogur ecológico

Continuamos con un clásico Mollete de Antequera, tomate rayado, aceite de oliva y jamón ibérico (8,60€). Correcto como siempre, aunque en nuestra opinión con un precio algo elevado.

restaurante frida desayunos
Mollete de Antequera

El punto discordante del brunch fueron los crepes rellenos de queso philadelphia y mermelada de frutos rojos (4,50€). Una pena que una combinación tan buena de queso y mermelada se viera ensombrecida con una masa de crepes bastante endurecida, difícil de comer, y con un sabor a harina bastante exagerado.

restaurante frida desayunos
Crepes de queso Philadelphia y mermelada

Damos por hecho que, siendo Frida como es un restaurante hasta los topes, se trató de un inconveniente puntual, y para quitarnos la espinita, terminamos el brunch con los Frida Eggs Benedict (8,50€), versión propia de los huevos benedictine con pan brioche, huevos poché, espinacas, salsa holandesa y salmón. Simplemente espectaculares, poco hechos como nos gustan, y con el toque de los brotes en conjunto con el resto de ingredientes, eran sencillamente deliciosos.

restaurante frida madrid
Frida Eggs Benedictine

El precio de un brunch en Restaurante Frida, como el que probamos, da un ticket medio menor a 20 euros, aunque como te hemos comentado, lo puedes adaptar a tus gustos y cantidades ya que no es cerrado.

Opinión

Un local muy natural y agradable, con una terraza que tienes que disfrutar sí o sí, ubicada curiosamente en una de las zonas más tranquilas de uno de los barrios más movidos y cosmopolitas de Madrid. A pesar de algún traspié, y un trato excelente, Restaurante Frida te ofrece una carta muy interesante para descubrir y saborear. Eso sí, reserva porque el sitio se cotiza.

Ubicación y horarios

Calle San Gregorio 8

Teléfono: 91 704 82 86

L-V: 09:00 a 02:30 / S-D: 10:00 a 02:30

[Total:3    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

¡ÚNETE A NOSOTROS!

Prometemos no ser muy pesaditos, solo contarte cada semana lo más interesante.